jueves, 12 de febrero de 2015

Soñé y soñé los recuerdos que olvidé

Eeeeeeeyyyy!!!!!  ¿Qué taaaaaal???


Anoche me acordé de una historia que me ocurrió hace ya unos años y que me sorprendió mucho.

¿Queréis que os la cuente?


Como os conté en el penúltimo post: el sueño premonitorio. No suelo recordar los sueños pero sí las pesadillas.


Estaba estudiando en el instituto y soñé varias veces lo mismo.  
No era totalmente igual todos las veces que lo soñaba, pero si tenía una parte que siempre se repetía y  había una persona que siempre salía en la historia.


En el sueño yo era pequeña, unos 3 o 4 años y estaba viviendo en la casita en la que viví hasta los 4 años, de ahí nos mudamos a un barrio nuevo.
Me veía jugando con una niña por la calle de mi casita y corramos hacia una casa. Abrimos la puerta. Vi una larga y empinada escalera. 
Desde la puerta se oía un gran ruido de máquinas y voces de mujeres.
subimos  las escaleras. 
Vi una gran sala llena de mujeres hablando y cosiendo con máquinas de coser.
En esa sala estaba mi madre.


Esta es la parte que recuerdo.


El sueño se repetía y un día en la cocina de casa, se lo conté a mi madre. 
Le dije que no entendía por qué soñaba tantas veces lo mismo.  Era unas imágenes muy simples.
Cuando terminé de explicarle, ella me dijo que esa niña existe. Era mi amiga y su abuela vivía en esa casa de la escalera. Esa sala era la clase de corte y confección a la que mi madre asistía.


No me acuerdo de esa niña y tengo muchos recuerdos de los 3 años tan felices que viví allí. 

Mi cerebro borró los recuerdos con esta niña con la que me sentía feliz jugando en mis sueños.
Me pareció curioso que soñara con mis recuerdos olvidados.


Aquí no acaba todo.

Pasó un tiempo de esto y una mañana en el gimnasio del instituto.
Era el primer día de clase de un nuevo curso. 
Estaba con mi amiga y compañera de clase, en la reunión en el gimnasio. Eramos varias clases. 
Miré a mi alrededor y entre tantos alumnos,  encontré a una chica cuya cara me me era familiar. 
Me puse nerviosa. 
Le pregunté a mi amiga si la conocía y su respuesta fue negativa. 
Seguí mirándola hasta que de pronto adiviné quién era ella.

¡¡¡¡  la niña de mis sueños !!!!


Yo nunca la había visto antes, que yo supiera. 
No me atreví a acercarme,  mi timidez no me dejaba.
La reunión terminó y fuimos por primera vez a la que sería durante un año,  nuestra clase.  

Me senté con mi amiga y...
        ¡¡¡¡ sorpresa!!!!

¡La chica de mis sueños estaba sentada en mi clase!.
Los días pasaban y yo siempre con ganas de contarle todo, pero me daba vergüenza.

En el aula, mientras esperábamos que el profesor llegara. Ella me dijo:-"tu y yo nos conocemos, fuimos amigas de pequeñas.  He notado que querías decírmelo y no te atrevías. Tengo fotos de nosotras juntas.  Te las enseñaré.".


Me quedé con la boca abierta. 
Le expliqué que no me acordaba de nada pero que soñé mucho con ella y mi madre me explicó que fuimos muy amigas... Yo no tenía ninguna foto de nosotras dos.

Un día llevó a clase una foto donde estábamos las dos con más niños.   Me hizo mucha ilusión ver la foto.


Desde ese día nos llevamos genial en clase. En los recreos juntas. 
El curso acabó,  los años pasaron y siempre que nos vemos por el pueblo nos saludamos.


Para mi fue alucinante soñar muchas veces con unos recuerdos olvidados, que la niña de mis sueños volviese a mi vida y que ella si me recordase. Fuimos amigas de pequeñas y volvimos  a ser muy buenas compañeras de clase.


Los sueños son un misterio, como la vida. No intenten resolver el misterio. Perdería su magia. Sólo vivan la vida, o mejor, vivan sus sueños.


Muuuuuuuuaaaaaaaack♡♥

Anímate a dejar tu comentario

Anímate a dejar tu comentario