viernes, 6 de febrero de 2015

Pequeñas bellezas

¡Hola chicas!.  ¿Estáis congeladas?. 

Es rara la casa que no tiene a un habitante enfermo, lleno de virus, mocos, tos, fiebre,... rodeado de clinex y jarabes. Yo tengo a mi niño. Que penita verle la carita tristona, con los ojos brillosos y tan quietecito, ¡con la energía que siempre tiene!.

Después de varias entradas con premios y ropa, ya tocaba enseñaros algunas de mis fotitos, no?.

La anterior entrada fue la que más me ha costado, la más personal e intima. Me costó mucho pulsar en "publicar". Es el miedo o la timidez a dejar que otras personas sepan un poquito más de mí. 

Uno de los motivos del blog es compartir y relacionarme.  
El motivo del anterior post era y es desahogarme quizás, dicen que es una terapia muy buena el escribir todo lo que sentimos, pensamos y nos pasa en nuestra vida. 

Si alguien se siente identificada con mi historia del sueño premonitorio, me encantaría que lo comentara conmigo.



Bueno a lo que vamos. Las últimas fotos que he ido haciendo.


En esta imagen veis mi mano agarrando la manita de mi hijo Daniel. 
Las fotos en blanco y negro me encantan.
Con esta foto quiero, de manera simbólica, expresar que durante toda la vida, siempre tendrá mi mano, mi apoyo y todo de mí para que él sea feliz.
siempre juntos de la mano

Estaba un sábado por la mañana esperando que abriese la peluquería para que le cortase el pelo a mi hijo y me entretuve haciendo fotos, sin moverme del lugar, encontré varios detalles muy chulos.
Esta foto no tiene más de dos semanas.

¿Le ponemos un poquito de luz y de color al invierno?.
¿No me digáis que no es bonito este rinconcito?. Mi pueblo está lleno de ellos.


un lugar con luz y color

Aquí podéis ver mucho más de cerca las flores de la anterior fotografía.  
Con este frío, ¿a qué apetece ver estas imágenes con colores tan vivos y alegres?.



ponle color al invierno


Mis amigos y familia siempre tienen la güasa de que hago fotos a los troncos de los árboles, a los "chinos" de la orilla... pues me acordé que hacia tiempo que no pillaba un árbol por banda para hacerle la foto. Al primer arbolito que vi, le hice la foto y se la mandé a mi marido.


Unos días antes me había dicho que yo era muy entrañable cuando me veía hacer este tipo de fotografías, porque no es lo común. Que echaba de menos verme hacerlas.


un tronco cercano

En una pared exterior de la peluquería, vi esta obra tan bonita. Transmite paz y suerte.



un rincón con suerte
                     

Esta es la Avenida España de Estepona, mi pueblo, una tarde cualquiera puedes contemplar un atardecer precioso lleno de naranjas, rojos y azules que constractan con las sombras de las palmeras y las farolas. En Estepona tenemos la suerte de mirar para un lado y ver el mar y mirar al otro lado y ver a "Sierra Bermeja".


atardecer en la carretera esteponera

En esta imagen os presento una fuente muy original, ¿a qué si?. Tiene en pequeños detalles todo un pueblo.

la fuente de la vida

En mi pueblo, cada calle tiene las macetas de un color. En la plaza donde está la peña flamenca, las macetas tienen lunares, porque ellas son macetas muy flamencas.

la maceta flamenca

En la misma plaza hay naranjos, de ahí esta foto.


el naranjo en invierno

Y con esto y un bizcocho, nos vemos mañana a las ocho, jajajajajja!!!!. Nooooo no, no os puedo asegurar cuando será la próxima publicación. Espero que pronto tenga algo nuevo para compartir con todas vosotras.

Muuuuuuuuuuuuuuuuuuchos achuchones!!!!!!!!!!!

Anímate a dejar tu comentario

Anímate a dejar tu comentario